AD Chacao, ADelante siempre ADelante.

AD Chacao, ADelante siempre ADelante.
Por una Venezuela Libre y de los Venezolanos

jueves, 9 de diciembre de 2010

HOJA DE RUTA ELECTORAL (XXXI)


Por: Octavio Lepage
La derrota (52% a 48%) del 26S; y la pregunta “impertinente” de la imperturbable periodista de Radio Francia, han contribuido a que la prensa mundial y los analistas de política internacional empiecen a vislumbrar la verdadera naturaleza de Chávez y de su gobierno. Ya no lo perciben como redentor de las clases oprimidas. Sin embargo, la percepción mediática no es suficiente para que fuera de Venezuela se registre con claridad que Chávez es un pichón de autócrata totalitario, a imagen y semejanza de su mentor cubano.
En simultaneidad con la campaña interna de reclamos y denuncias, es indispensable desarrollar en el exterior una actividad intensa a fin de que se perciba, con base a datos y señalamientos concretos, que en Venezuela está en pleno desarrollo un proceso de destrucción progresiva de la democracia. Obviamente, es a los venezolanos a quienes nos corresponde actuar para impedirlo, pero esa lucha inevadible se facilitaría si contásemos con la solidaridad activa de la opinión internacional.
La Carta Democrática Interamericana, suscrita por Venezuela, establece que solo países democráticos pueden ser miembros de la OEA. Esa cláusula democrática, no se le ha aplicado a Venezuela. La culpa no es únicamente del pusilánime e insensible Secretario General, Sr. Insulsa. Hay otros culpables. El más resaltante de ellos es el Presidente Lula. Él ha venido actuando con doble cara. Es demócrata a cabalidad en su propio país, frente a los brasileros. Ha venido haciéndose el loco frente a los desafueros antidemocráticos de Chávez y lo alcahuetea.
En Venezuela desapareció el Estado de Derecho. Ya no existe la división de poderes. La Asamblea Nacional solo ejecuta órdenes de Miraflores. El Poder Judicial, desde el Tribunal Supremo de Justicia hacia abajo, no administra justicia, cumple funciones de policía política, similares a las que en tiempos de Pérez Jiménez correspondían a la Seguridad Nacional. Es un caos institucional inaudito en pleno siglo XXI. El capítulo final de este proceso de quiebra de la democracia será – si no lo impedimos derrotando de nuevo a Chávez en el 2012- la instauración en Venezuela del modelo comunista cubano, que ahora hasta su propio padre descalifica como inoperante en la actualidad.
Por lo pronto, hay que moverse en función del 5 de Enero. Ese día se instalará la nueva Asamblea Nacional. En el patético show mediático montado por Chávez, nada menos que en el Salón Elíptico del Capitolio Nacional, él insinuó, sin sutilezas, la posibilidad de desconocer la legitimidad de los 67 diputados de oposición electos el 26S. Ya empezó a concretar esa amenaza. En la Constitución (art. 200) se establece que los diputados electos gozan de inmunidad desde el momento de su proclamación. Pues bien, a José Sánchez “Mazuco”, diputado electo por el Zulia, lo han encarcelado en la prisión militar Ramo Verde. Esto sería un verdadero cassus belli. Hay que alertar desde ahora a la opinión nacional e internacional. Si no funciona para impedirlo la Carta Democrática, sería preferible darle a la OEA cristiana sepultura.
Caracas, 29 de Noviembre del 2.010

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada