AD Chacao, ADelante siempre ADelante.

AD Chacao, ADelante siempre ADelante.
Por una Venezuela Libre y de los Venezolanos

miércoles, 26 de enero de 2011

GOBIERNO DE FACTO


Por: Octavio Lepage

La situación de la democracia en Venezuela no es para tomarla a la ligera. Es inexplicable que en pleno siglo XXI, un país que vivió en democracia durante 40 años, ahora sea gobernada por un autócrata ensoberbecido – suerte de Ben Ali caribeño- que no conoce límites a sus caprichos e improvisaciones. En Venezuela ya no rige la Constitución, Chávez la tiró al basurero. Ahora uno se explica por qué desde el primer momento la llamó despectivamente “La Bicha”.

Restablecer el imperio de la Constitución es derecho y deber de los venezolanos, tal como lo consagra nuestra Carta Magna. Solo por la fuerza se nos puede obligar a vivir al margen de la institucionalidad democrática. Chávez recibió clara advertencia de que no lo aceptamos, el 26S, cuando fue derrotado (52% a 48%). Por el momento, la lucha de la oposición se concreta a inducir a Chávez a que acepte la nueva realidad política, cuyo rasgo fundamental es la presencia vigilante y combativa de 67 (65 + 2) diputados de oposición en la Asamblea Nacional. Es condición irrenunciable para el dialogo político que él insinuara en su Mensaje anual la reforma del Reglamento Interior y de Debates de la Asamblea Nacional, el reconocimiento de la inmunidad de los diputados Mazuco y Pillieri, ilegítimamente privados de su libertad y cese de las maniobras encaminadas a incrementar ilegalmente el número de diputados oficialistas, ya inflado fraudulentamente, pues habiendo obtenido menos votos que la oposición (48%) tiene un número mayor de diputados.

El desarrollo de la apertura política insinuada por Chávez – positiva en principio- está por verse. Entre tanto, la democracia en Venezuela, sigue en agonía. Es responsabilidad de la OEA aplicar la Carta Democrática Interamericana, en cuyo texto se precisan los elementos que conforman y definen un régimen democrático (el de Chávez si acaso lo satisface en un 15%). Insulza ya declaro que: “La Ley Habilitante es completamente contraria a la Carta Democrática”. A esta se suman otras innumerables violaciones. 
 
La actuación de la OEA está por verse. Es dificultoso su mecanismo de toma de decisiones; y sobre todo, hasta mandatarios democráticos vacilan en enfrentarse a Chávez. Pueden arrepentirse. A semejanza de su mentor Fidel Castro, Chávez ha venido tratando de exportar su “revolución bolivariana”. Si lograre permanecer en el poder después del 2.012 -petrochequera en ristre-, arremeterá contra todos los gobiernos democráticos del Continente. A diferencia de Castro, Chávez operaría, no desde una isla, sino en tierra firme, en un país riquísimo en petróleo y con apenas con 55 años de edad.

Caracas, 24 de Enero del 2011.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada